portada

Nuevos Jóvenes Emprendedores

45 jóvenes culminan el Diplomado de Emprendimiento Creativo (DEC), gracias al apoyo del Ministerio de Economía Guatemala por medio del Programa Empleo Juvenil y el financiamiento de la Unión Europea en Guatemala, en alianza con el CCE Guatemala.

DSC_0221b

Con este programa se contribuye al potencial que poseen las actividades culturales y creativas como factor de desarrollo económico y social en el país, en sectores como el audiovisual, performático, escénico y editorial.

El diplomado, que representa una inversión de Q 169,587.00, se inserta dentro de la Política Económica 2016 – 2021, que entre otros aspectos impulsa la participación inclusiva no solo de emprendedores sino de Mipymes, jóvenes, cooperativas y grupos de productores.

DSC_0248bDurante cuatro meses 45 jóvenes procedentes de Izabal, Quetzaltenango, Sacatepéquez, Alta Verapaz y Guatemala, fueron guiados por formadores, tanto nacionales, como internacionales, con herramientas que les permitieron facilitar la construcción autónoma y creativa de pequeños emprendimientos culturales y creativos, por medio de la formación enfocada en negocios, creatividad, colaboración e innovación social.

Cabe destacar que la deserción dentro de este proceso no superó el 10% y se ha logrado cumplir con los indicadores de género, teniendo un total de 22 mujeres de los 45 participantes en total.

DSC_0242b

Este diplomado cuenta con el aval de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) por parte de la Dirección de Extensión Universitaria, unidad académica a cargo de la promoción de la cultura y el arte en nuestro país.

Entre los resultados más significativos los participantes desarrollaron los siguientes proyectos:

– El desarrollo de una aplicación móvil para aprender los 22 idiomas nativos de Guatemala que actualmente se encuentra en su fase BETA.
– La primera línea de ropa y tienda de moda enfocada en las minorías de la diversidad sexual del país, la que ya ha posicionado varias prendas de ropa localmente.
“Alquimia”, una compañía de teatro, fundada por una pareja de actores tras recibir esta formación.
– Dentro del sector digital, un emprendedor generó su prototipo para un nuevo medio de comunicación, enfocado en la juventud y contenidos redactados por un equipo multidisciplinario que ya ha comenzado a trabajar.
– En el área educativa, una emprendedora implementó sus primeros talleres de movimiento y expresión corporal como primera validación de su modelo de negocio.
– En Quetzaltenango, una emprendedora diversificó e innovó la empresa familiar de textiles por medio del diseño de una novedosa línea de ropa y accesorios a partir de textiles mayas.
– En Chimaltenango, un estudiante desarrolló nuevas metodologías musicales y de movimiento corporal para el aprendizaje de matemáticas, ciencias naturales y tecnología como innovación al currículo nacional base.
– En Comalapa un emprendedor estableció la primera escuela de batería y guitarra extracurricular, con el fin de fortalecer y aportar espacios de expresión y de nuevos conocimientos para la juventud en ese municipio.

DSC_0274b

Estos ejemplos nos motivan a fortalecer la creación de incubadoras de economías creativas que produzcan espacios de emprendimiento e innovación, en donde tanto entidades privadas, públicas y académicas, puedan participar del proceso de articulación y promoción de esfuerzos para la formulación de políticas y nuevas ofertas formativas para el sector, que contemplen a la vez, la generación de empleos decentes y dignos que favorezcan la descentralización de la riqueza hacia otros sectores no tradicionales en el país.

El DEC además de aportar un espacio formativo fue un espacio de acompañamiento, empoderamiento ciudadano, el que hoy culmina aportando emprendedores culturales iniciales, quienes están enfocados en aportar valor a Guatemala a través de las Industrias Culturales.