SINAFOL: Un modelo que articula gobierno, sector empresarial y entidades técnicas

El martes 27 de febrero, se presentó oficialmente el Sistema Nacional de Formación Laboral (SINAFOL), modelo que se centra en la formación por competencias, vinculando las habilidades requeridas en el empleo y los contenidos de los programas de formación, basado en:

  1. El aprendizaje basado en resultados.
  2. Resultados basados en estándares de competencia definidos en un perfil profesional.
  3. Evaluación basada en la evidencia de los resultados obtenidos al aplicarlos a un contexto real de trabajo.

Este modelo, comprende instrumentos y acciones necesarias para promover y desarrollar la integración de las ofertas de la formación técnica, mediante los Catálogos Nacionales de Familias Ocupacionales, Cualificaciones Profesionales y Módulos Formativos. 

SINAFOL constituye un mecanismo de vinculación entre la oferta formativa y la demanda de las empresas a través de la coordinación del Ministerio de Educación, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, y el Ministerio de Economía.

Actualmente el SINAFOL, organiza los programas de formación de acuerdo a 28 familias ocupacionales.

Esta es una iniciativa implementada por  el Programa Empleo Juvenil del Ministerio de Economía, con el financiamiento de la Unión Europea, con un monto de más de 3 millones de quetzales, en alianza con actores como el INTECAP, institutos de educación técnica y sector productivo.

Esta articulación se da bajo la estructura de la Comisión Nacional de Empleo Digno (CONED), específicamente en el eje 2 de la Política de Empleo “Capital Humano”.

La importancia del SINAFOL reside en que la formación para el trabajo brinde itinerarios de salida laboral por medio de la formación técnica, que forma parte de un ecosistema vinculado a las demandas del mundo de trabajo y el emprendimiento. El modelo se centra en los procesos de evaluación, acreditación y certificación de las competencias laborales, favoreciendo el desarrollo profesional y social de las personas, considerando las necesidades del sistema productivo.